Inicio / Consejos / Es hora de volverse gaga con el yoga

Es hora de volverse gaga con el yoga

Tranquilidad, flexibilidad, piel brillante, buena salud en general y un estilo de vida disciplinado… son sólo algunos de los beneficios que uno puede disfrutar practicando yoga todos los días. Hay varios tipos de yoga que se pueden practicar, para obtener diversos beneficios. Hoy, en el Día Internacional del Yoga, te mostramos las diferentes formas de práctica de yoga disponibles y los variados beneficios que tienen.

El yoga de Krishnamacharya

Krishnamacharya fue uno de los pioneros que revivió la práctica del yoga, en el siglo XX. Su hijo TKV Desikachar, estudió yoga con él, y fundó el Krishnamacharya Yoga Mandiram. Su especialidad es la terapia de yoga. Krishnamacharya creía que la aplicación del yoga debía ser lo suficientemente flexible como para adaptarse a las necesidades de cada individuo. El ama de casa Sundari Subramaniyan, que sufría de dolor de espalda, se alivió gracias a la práctica de esta forma de yoga. «Llevo seis meses acudiendo al centro de yoga y mi dolor de espalda se ha reducido considerablemente. Veo a muchos extranjeros aquí que también practican yoga», dice.

Hatha Yoga

Isha Yoga es un centro que enseña la antigua ciencia del hatha yoga en su forma más pura. Según el Sadhguru Jaggi Vasudev, «hatha» en diferentes lenguas indias significa «ser inflexible». Explicando el hatha con sus propias palabras, dice: «Tu cuerpo dice: ‘Ya está bien, estoy harto’. Pero tú eres inflexible. Esto es el hatha yoga. Tu mente dice: ‘Me rindo, no puedo seguir haciendo esto’. Pero te mantienes firme y simplemente lo haces. Eso es hatha». Según Ram Kumar, consultor informático, el hatha yoga le ha ayudado a concentrarse mejor. «Antes me faltaba paciencia para sentarme en un sitio y dedicar tiempo a dibujar. Llevo cinco años practicando yoga y ahora puedo concentrarme mejor. Mi concentración también ha mejorado», explica.

Yoga Iyengar

El concepto de integrar la mente y el cuerpo fue concebido por el yogacharya BKS Iyengar. Esta forma de yoga hace uso de accesorios (diseñados por Iyengar) como artilugios de madera, cinturones y cuerdas, que ayudan a alcanzar la perfección en cualquier asana. El yoga Iyengar se centra en la naturaleza terapéutica del yoga, y puede utilizarse para tratar varias enfermedades y condiciones relacionadas con el estrés. También mejora el bienestar físico, mental y emocional. Este tipo de yoga tiene cura para casi todo: desde el síndrome del intestino irritable, los trastornos y dolores de la menstruación, la fatiga mental, la migraña, la obesidad hasta la fatiga física.

Ashtanga Vinyasa Yoga

Concebido y desarrollado por K Pattabhi Jois en el Instituto de Investigación de Yoga Ashtanga de Mysore, esta forma de yoga consiste en realizar una serie de asanas en secuencia, teniendo en cuenta que la respiración debe estar sincronizada. Según los profesores de este centro de yoga, la práctica de este yoga puede ayudar a mejorar la fuerza del núcleo y la resistencia, además de sentirse ligero y flexible. A Saroja Santhanam, que sufre de asma, este ejercicio de respiración junto con las posturas le ha ayudado mucho. Dice: «No sólo ha mejorado mi sistema nervioso y digestivo, sino que también ha sido decisivo para mantener mi asma a raya».

Yoga caliente, aéreo y tántrico

Se cree que una de las formas más rápidas de quemar calorías es practicando yoga en una sala calefactada y en eso consiste el yoga caliente. Funciona con un concepto similar al del Bikram yoga, con la diferencia de que se practica en una sala climatizada. Esto aumenta la transpiración y ayuda a perder peso más rápidamente. Zorba es uno de los lugares donde puedes apuntarte a una sesión de yoga. Además, también tienen yoga aéreo o antigravedad. Sarvesh Shashi, su fundador, dice: «Tras un rápido chequeo, puedes apuntarte a una sesión de yoga aéreo, que consiste en hacer ejercicio en una hamaca durante unos 10 minutos. No es tan fácil como parece». No te pierdas su yoga tántrico, cuyo objetivo es ampliar la conciencia de todos los estados de conciencia y ayuda a identificar los problemas que influyen en los pensamientos y las emociones.

Bikram Yoga

Iniciado por Bikram Choudhury, que fundó el Bikram’s Yoga College de la India, esta forma de yoga coordina perfectamente los valores terapéuticos del hatha yoga a través de una secuencia de 26 posturas. Estas posturas están diseñadas de tal manera, que trabajan sistemáticamente en cada parte del cuerpo, lo que resulta en su óptima salud y función.

Puede interesarte

Recuperación del deporte: Cosas que no se hacen (y se deberían hacer)

La recuperación después del deporte es, en mi opinión, seguramente el aspecto más descuidado de …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *