Pasé una semana en un retiro posparto de $1,300 por noche

dr. Vernon está trabajando activamente dentro del sistema del NYU Tisch Hospital para incorporar nuevos programas que eduquen a los médicos sobre los prejuicios implícitos y creen grupos de apoyo posnatal para madres negras. Pero, reconoce, en general, el sistema está roto.

«[We need to be] educar al proveedor sobre cómo puede tener mejores conversaciones y crear un espacio donde los pacientes se sientan cómodos con usted, y reconozca que no tiene todas las respuestas, pero quiere escuchar las cosas que afectarán su atención», dice ella . «Incluso esas cosas pueden cambiar mucho relacionadas con el estrés y la ansiedad y otros problemas que vienen con el embarazo, cuando te sientes tan fuera de control».

En los últimos años ha habido un aumento en el uso del cuidado de las doulas, popularizado al menos en parte por los padres que comparten sus experiencias positivas de parto en las redes sociales. Como muchas de mis contrapartes millennials, contraté a una doula para que me ayudara a manejar la ansiedad de navegar el parto por primera vez.

Kris Bailey, una doula de nacimiento profesional con sede en Nueva York, dice que el 90% de sus clientes son padres primerizos. «Creo que la gente se está dando cuenta cada vez más de lo esencial que es ‘ser madre de la madre'», dice. «Algunas tendencias positivas que he visto incluyen priorizar el descanso; aprendiendo sobre el cuidado posparto de las doulas y cómo pueden ser útiles en el hogar brindando educación sobre el cuidado del recién nacido y manos adicionales para que los padres puedan dormir. La terapia del suelo pélvico también está en aumento”.

Antes de convertirse en doula, dice Bailey, no estaba al tanto de los «hechos horribles» relacionados con la salud materna e infantil. «Al trabajar con familias en comunidades marginadas, tuve la oportunidad de experimentar de primera mano la flagrante falta de respeto, el alarmismo, la intervención innecesaria, las preocupaciones y el dolor del abandono».

Nam, que es de Corea del Sur pero dio a luz a sus dos hijos en los Estados Unidos, se inspiró para iniciar Boram después de tener sus propios partos difíciles. También sufrió depresión posparto durante dos años después de dar a luz a su segundo hijo. «Si hubiera podido hacer eso incluso durante tres días, habría sido una persona diferente», dice sobre lo que hubiera hecho por ella el acceso a un centro de retiro postnatal. «No recibí ningún apoyo. Una hora después de la cirugía, estaba en el correo electrónico de mi trabajo”.

¿Cómo mejoran las cosas para los padres biológicos?

No hay licencia pagada financiada por el gobierno federal en Estados Unidos. Entonces, para muchas, una de cada cuatro mujeres regresa al trabajo dentro de las dos semanas posteriores al parto, la obligación de mantener a su familia supera la recuperación del parto. «Hubo un par de incidentes [at Boram] donde la madre, incluso con un certificado de buena salud, fue dada de alta del hospital, pero se les dijo que tuvieran cuidado con su presión arterial», dice Nam. «Y descubrimos que la presión arterial de la persona es realmente alta. Recomendamos enfáticamente que regresen al hospital o vean a su obstetra”. Boram dice que cuando ocurrieron estos incidentes, la instalación estaba en una posición de salvamento: «Imagínese [the patient was at] a casa y dicen, ‘Ah, está bien, voy a estar bien’. No, eso va a ser crítico”.

Cortesía Boram

Cortesía Boram

El resto que obtuve durante mi primera noche en Boram me restableció por completo. Después de pasar una semana en el hospital, siendo despertado constantemente para los controles, fue física y mentalmente reparador dormir sin molestias. Mi hijo, aunque nuevo en el mundo, se recuperó tranquilamente del nacimiento. Tomé muchas duchas calientes durante esos tres días. Me sentí seguro. Me sentí apoyada y cuidada. Lo más importante, me sentí visto.

Puede interesarte

¿Es eficaz un flujo de yoga de 5 minutos para perder peso? | noticias de fitness

5 minutos yoga El flujo puede ser una parte útil de una rutina de pérdida …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *