Inicio / Posturas / Siete ejercicios para ganar relajación vertical y saltar más alto

Siete ejercicios para ganar relajación vertical y saltar más alto

Para el baloncesto, el voleibol o el bádminton, la relajación es una habilidad física esencial. Se puede trabajar fácilmente con ejercicios sencillos y poco equipamiento. Estos son nuestros consejos para saltar más alto.

Salto de caja (paso con los pies)

Este es el único ejercicio de la lista que requiere equipamiento. Con un plinto (aparato de gimnasia sobre el que se puede saltar) delante de ti, salta sobre él con los pies juntos (imagen superior). Repite el ejercicio. Si resulta demasiado fácil, puedes aumentar la altura. Tenga cuidado de no sobreestimar su relajación y vaya paso a paso.

Silla

Apóyate en una pared. Con la espalda recta y los brazos a los lados, mantén la posición como si estuvieras sentado contra la pared. Las rodillas deben estar dobladas a 90 grados y los glúteos deben estar en ángulo recto con la pared. Tus muslos trabajarán mucho en esta posición.

Sentadillas

Ponte de pie con las piernas dobladas como si estuvieras recogiendo algo del suelo, manteniendo la espalda recta. Baja hasta que los talones toquen las nalgas y luego sube. Puedes hacer una serie de repeticiones. Los muslos y las nalgas están trabajando.

Flexión-Extensión

Sigue el mismo principio que las sentadillas, pero con mayor dificultad. Después de descender al suelo, vuelve a subir saltando lo más alto posible. A continuación, siga con el mismo trabajo. En este ejercicio, tus músculos deben manejar el salto, el aterrizaje y el descenso. Mantén siempre la espalda recta.

Cuerda de saltar

Una cuerda de saltar es suficiente para trabajar el cardio, los músculos de la parte inferior del cuerpo y, por tanto, la relajación. Repite la serie de saltos con la cuerda para progresar en estas diferentes áreas. Rápidamente verás los progresos.

Rodilla-pecho

Mientras caminas, levanta las piernas lo más alto posible, como si quisieras tocarte el pecho con las rodillas. Repite el ejercicio varias veces, variando la intensidad.

Zancadas

De pie, das un gran paso con una pierna y bajas la otra rodilla a unos centímetros del suelo. Ambas rodillas deben estar en ángulo recto. Repite este ejercicio mientras avanzas, trabajando ambas piernas.

Puede interesarte

Motivación para el entrenamiento con un sencillo truco

Salir por la puerta es el 90 por ciento de la batalla, pero la motivación …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *